Teléfono: 943 314800

Solicitud de información
DULCE PONTES en THE NEW YORK TIMES
14 de Mayo de 2007
Comparte esto: Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Comparte esta noticia en Menéame Imprime esta noticia
UN NUEVO ESTILO PARA EL VIEJO FADO PORTUGUÉS, PERO CON LAS CANCIONES AÚN LLENAS DE EMOCIÓN

Cuando Dulce Pontes empezó una canción cuyas letras decían "meu amor" en el
Carnegie Hall el jueves por la noche, las llenó de emoción: deseo,
seducción, picardía, desesperación, fuerza. Fue el canto del fado portugués
por excelencia, con largos suspiros en descenso y tempestuosas dinámicas al
alza, al mismo tiempo entregadas y delicadas.

La Sra. Pontes tiene una voz extraordinaria: intensa y fiel, delicada y
fuerte, con una extensión igual a la de una soprano natural. Se ha
convertido en una de las mayores estrellas del pop portuguesas llevando el
fado hacia nuevos contextos y colaboraciones; ha actuado con Andrea Bocelli,
con rockers brasileños, con guitarristas flamencos y con el compositor de
bandas sonoras Ennio Morricone. Pero sigue con las raíces fijadas en la
tradición, y de vez en cuando reafirma sus conexiones con ella.

En su concierto en el Carnegie Hall - que se inspira en su más reciente CD
"O Coração Tem Três Portas" (Ondeia*) - utilizó el mínimo acompañamiento de
guitarras, cello y piano, y guardó la mayoría de sus temas más pop para
mirar dentro de la música portuguesa. El fado, en particular en el estilo de
la más influyente cantante portuguesa, Amália Rodrigues, marca su canto
volátil, con alusiones a la música gitana y árabe, con un elegante
acompañamiento de matices barrocos.

Sobre el minucioso toque de la guitarra acústica y el redondo y agudo tono
de la guitarra portuguesa, la Sra. Pontes puso buen sabor a lentos fados
como "Ovelha negra" y "Nao é desgraça ser pobre", con el clásico tono de
presagio y tragedia. Y lo celebró brindando con el exuberante fado "Velha
Tendinha".

Tocó además temas tradicionales. "Resineiro" recibió el acompañamiento con
palmas por parte del público en un cuadrado ritmo de la Beira Alta, una
región de Portugal. Para la mezcla titulada "Folclore", Pontes se levantó un
poco su larga falda atándola con un pañuelo a la altura de sus caderas,
descubriendo sus pies desnudos y unos cascabeles atados a los tobillos.

Su guitarrista Amadeu Magalhaes, cambió a la gaita-de-foles, una gaita
portuguesa, para tocar una melodía de aires celtas. Pontes se volvió al
mismo tiempo cantante y bailarina, pisando con sus pies a tempo (algo
parecido a la danza tradicional inglesa), imitando el trabajo en el campo y
dando libertad a su voz a volverse más aguda, cruda y más rústica. Se ha
tocado música folk completada con el cello, pero con gran energía.

La Sra. Pontes actúa en los escenarios europeos, y se ha quedado sorprendida
de como ha dominado al público del Carnegie Hall, cuando le ha dado pie a
cantar y luego el público se ha reído. E incluso cuando ha cantado con
desgarro y aflicción, le ha transmitido felicidad, signo de una herencia
portuguesa característica.

Jon Pareles
New York Times

Publicado: 12 Mayo 2007

Página oficial: www.dulcepontes.net

Biografía: DULCE PONTES Momentos Podía haber sido sigue...

PRÓXIMOS CONCIERTOS:
Miércoles, 4 Febrero
Teatro Arriaga, Bilbao - 20:00H

Jueves, 19 Febrero
L´Auditori, Barcelona - 21:00H

VER MÁS CONCIERTOS

Suscríbete a nuestro boletín

Nombre:
E-mail:

Artistas

Información corporativa - Aviso Legal - RSS


Teléfono: 943 314800 / Fax: 943 215788
SYNTORAMA

Portuetxe 53-A, 1 º oficina 104
20018 Donostia
© 2011 Syntorama. Todos los derechos reservados